en las tripas de la televisión de galicia

Meterse en las tripas de la Televisión de Galicia para remodelar las nuevas oficinas adjudicadas a la empresa Retegal es una experiencia cargada de nostalgia (la que se siente mientras se recorren los pasillos repletos de carteles de Dallas o del Xabarín Club) y también de ilusión de futuro (ante lo que la imaginación vislumbra que puede llegar a producirse allí).

En un lugar tan cargado de significados, nuestro cometido pasa por crear un espacio caracterizado por la austeridad y la sencillez, respondiendo a unas elevadas exigencias funcionales para cada puesto de trabajo.

Se parte de un área de trabajo muy compartimentada y se convierte en un gran interior diáfano, con lo que se aprovechan al máximo los metros cuadrados disponibles y las fuentes de luz natural. A mayores se habilitan dos despachos, una sala de juntas y un cuarto polivalente.

También se dedican muchos esfuerzos a dar un sentido unitario al espacio, debido a que parte del mobiliario se reaprovecha de diversas procedencias. En este cometido destacan la distribución de los muebles, pensada para unificar y establecer las transiciones precisas, y el refuerzo de la presencia de los elementos de identidad corporativa.

Como resultado, unas oficinas en las que prima la funcionalidad y en las que se llega a percibir la mejora de la fluidez en las relaciones de trabajo.