temporada de alfombras (I)

alfombra_def_01Llegan el curso, las actividades, las primeras lluvias del otoño… y también comienza la temporada de las alfombras, ese momento en que nuestros espacios piden mayor calidez.

Una alfombra puede marcar la diferencia, vistiendo más elegantemente el espacio, o por el contrario, dando un toque de informalidad y diversión. Como con los complementos, jugando con las posibilidades se puede cambiar completamente el look.

Repudiadas durante un tiempo, vuelven a ser tendencia gracias, en parte, a la enorme versatilidad que nos ofrecen. Ya no sólo tenemos maravillosísimas alfombras de lana, sino que la gama de materiales se expande por los acrílicos, vinílicos, el algodón, el sisal…

Son precisamente las alfombras trenzadas (antes típicamente de sisal y ahora de infinidad de materiales) las que suben al podio esta temporada, destacando por la belleza de su toque artesanal. Y no sólo vienen en formatos rectangulares, sino curvos o incluso con siluetas.

Ideales para la recepción de un hotel, para los dormitorios, o para el salón de una casa… no te conformarás con mirarlas, también querrás pisarlas.