temporada de alfombras (II)

salon¡Pues sí, hay un momento en que todo encaja! ¡Y qué bonito momento! Alguna vez le habréis dado mil vueltas a algo hasta de repente encontrarle el sentido o la solución. Como cuando ves una película sin entender muy bien qué ocurre y en un instante todo cobra sentido. O como cuando un ingrediente le proporciona el verdadero toque final a un plato.

A todxs nos pasa. Seguro que hay una zona de vuestro lugar de trabajo o de vuestra casa en la que pensáis habitualmente porque notáis que le falta algo, un no sé qué para sentir que se ha logrado el ambiente, que está completo.

A veces puede tratarse de un pequeño cambio de luz, un mueble, un complemento, un tapizado distinto… O una alfombra.

Sí, las alfombras son con frecuencia un elemento que acaba dando sentido unitario a un espacio. Una clienta nuestra lo explicaba mejor que nadie: “antes los muebles estaban flotando, ahora es todo un conjunto”.

Como profesionales no podemos más que desear, como decía Picasso, que la inspiración nos coja trabajando, para así, con tesón, llegar a conseguir ese espacio redondo.