una casa de verano, un refugio de inverno

CARRILCombinaciones desenfadadas de muebles de familia que se recomponen y reinventan para iniciar una nueva andadura en una vivienda de verano, o tal vez en un refugio de invierno. Las posibilidades aumentan cuando al mirar por la ventana, el mar está presente, dándole intensidad a todas las pequeñas cosas.
Como suele pasar, hacer el proyecto de una casa no es sólo hacer el proyecto de una casa. Desde el principio tuvimos siempre la firme sospecha de que no se trataba sólo de un espacio, o de unos muebles, sino de una auténtica declaración de amor entre sus propietarios. Y como tod@s sabéis, cada historia de amor tiene sus códigos y sus propias recetas.